Finalidad

La universidad, como agente estratégico en el tejido social de nuestra región, cobra un rol fundamental no sólo en la capacitación teórica, a través de la formación de los empresarios, emprendedores y funcionarios, sino también como facilitadora de la implementación de herramientas que permitan introducir el concepto de calidad como parte inseparable de la gestión de las organizaciones.
El personal de una organización es, sin duda, un recurso estratégico. Su valor proviene de sus conocimientos y de su capacidad de aplicarlos para producir soluciones creativas y sortear exitosamente problemas y conflictos.
En un mundo globalizado, los procesos para la formación de recursos humanos y sus resultados deben ser capaces de responder eficazmente a la dinámica del cambio y a la aparición de nuevos desafíos.
Sabemos que en muchos casos los cambios demandarán tiempos y esfuerzos significativos, particularmente en empresas que gestionan con altos niveles de informalidad e intuición, pero tenemos el convencimiento de que con relación a esto la Facultad de Ciencias de la Administración puede y debe hacer un aporte fundamental por medio de actividades de extensión como las aquí propuestas para ayudar a las organizaciones que deseen llevar a cabo estas transformaciones que la sociedad y su propio bien reclaman.